[Relatos sobre #abogados]: Diálogo.

– Nadie confía en mí. No solo las mujeres, obviamente, sino tampoco muchos hombres. Sé que me toca sentenciar, pero no puedo hacerlo sola. Solo tú puedes ayudarme.- insiste, pasándole uno de los agrietados platos de su balanza, de un color crema avejentado.

– No puedo hacer nada. El concepto de violencia en casos de delitos sexuales contra las mujeres está perfectamente definido. No puede abarcar hasta el infinito, compréndelo.

– Entonces ¿Qué? ¿Que se resistan hasta la muerte? ¿Eso es lo que quieres? No puedo secundar tu postura. Quiero que las mujeres se sientan seguras. Necesito que confíen en mí. ¡Mírame!.- Grita, arrancándose la venda de los ojos.

– (…)

– Que sepas que si sigues en estas propondré tu despido. Llevas veintitrés años con las mismas ideas, debes avanzar ¡Las cosas cambian! No, lo siento. Ya es hora de una renovación.

[Diálogo entre Justicia y Código Penal].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s