[Infantil y Juvenil] 20 de marzo. Día mundial de la Felicidad.

Ya sabéis que soy muy dada a escribir un post cada vez que hay un “Día Internacional de… algo que celebrar”. Y si precisamente se trata de la felicidad pues, con más motivo. Aunque llego un poco tarde, no quería dejarlo pasar, así que quiero hablaros de dos cuentos infantiles que hablan de la felicidad y, en mi opinión claro está, son muy recomendables para aquellos momentos en que decidáis ir ampliando la biblioteca de vuestros pequeños lectores. A partir de 4 años se les puede ir leyendo.

 

El primero de ellos, Un regalo diferente, es un bonito cuento, editado por Kalandraka, que nos habla de esa capacidad tan importante (y tan envidiable) que tienen los niños para entretenerse y ser felices con cualquier cosa, por más simple que parezca. Ya sabemos cómo es la creatividad de los niños, su imaginación, que no conoce límites. Este álbum ilustrado resalta valores como la amistad y demuestra, sin discusión alguna, eso que dicen de que “no todo puede comprarse con dinero”. Muy recomendable.

Si os decidís por un ejemplar, podéis adquirirlo a través de este enlace: Un regalo diferenteNosotros lo tenemos en versión “Mini” de la colección “Minilibros imperdibles” de Kalandraka. Merece la pena.

En cuanto al segundo, El viaje de Nora, directamente os digo que es fantástico. En todos los sentidos posibles: Cuenta la leyenda que muy al norte, justo en la línea que separa el mar del cielo, hay un tesoro. Quien lo encuentre, hallará la felicidad.

Vuestros pequeños lectores no podrán resistirse a entrar en el mundo de Nora para acompañarla en este viaje, tan interesante como interactivo. A lo largo del libro el lector irá recibiendo instrucciones para recorrer junto a Nora el camino que le llevará… a la felicidad.

Es un libro, como digo, con muchas posibilidades de juego. Al final trae una guía para padres y educadores en la que insta a estos y, cómo no, a los pequeños lectores, a descubrir y valorar qué es lo que realmente importa en la vida. La felicidad … ¿Es la meta? ¿O el camino en sí? 

Si queréis adquirir un ejemplar podéis hacerlo a través de este enlace: El viaje de Nora. 

“Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea”. Paulo Coehlo. 

Buenas noches. Que seáis felices.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s