[Microrrelatos sobre abogados] La carta

Querido Martín:

Aún no me conoces pero creo que lo haremos pronto. Hace días que pienso que nuestro encuentro ya es inminente y por eso he querido escribirte esta carta.

Te dirán esto muchas veces, porque es importante: Todos somos iguales. Sin importar género, raza o diferente opinión. Las mujeres, como los hombres, también pueden conseguir todo lo que se propongan. Exactamente igual de bien.

Sé amable y trata a todos con respeto. Intenta conciliar vida profesional y personal. Ninguna profesión debe anteponerse a la familia. Cuando te digan que el dinero no da la felicidad, créetelo.

Si decides, como yo, ejercer la abogacía, recuerda: no todo tiene un precio. Que tu motivación sea siempre una causa justa.

No te dejes vencer por barrera alguna. Si algo va mal, quedará una última oportunidad para solucionarlo.

Finalmente decirte que podrás contar conmigo siempre que lo necesites. Insisto, siempre.

Te quiere,
Mamá.

Publicado en abogacia.es

Relato seleccionado en el mes de octubre de 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s