El viaje de la vida.

Aún siento en el cuerpo el meneo causado por las turbulencias. Sobrevolamos una pradera, del mismo verde intenso que hace un año, cuando comenzó todo. ¿Os habéis planteado la legalidad de la gestación subrogada? Yo me vi obligado a solventar este problema, no sólo moralmente, sino también desde un punto de vista profesional. Soy abogado. Me topé con opiniones muy diversas: conservadoras, “Nulo de pleno derecho. Ilegal, pero de moda, se está propagando como una pandemia”; feministas, “¿Vientre de alquiler? Una mujer no debe alquilarse ni comprarse”; maternalistas, “La paternidad no es un ADN. Es la última oportunidad para unos padres desesperados”… hasta que mi madre, después de escuchar mis reticencias, sentenció: “No entiendo de debates políticos ni legalizaciones, sólo sé que no puedes negarte”.
Me sobresalta la voz del piloto informando del aterrizaje. Aprieto su mano helada y sudorosa:
– Hemos llegado. Vamos cariño, va a nacer nuestro hijo.

Publicado en  Abogacía.es

Microrrelato seleccionado en el mes de mayo de 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s